Condena a Cristina: Evo habla de “golpe judicial”, Arce ve una sentencia “injusta” y Añez dice que ya le “llegará la hora” a los masistas

Menos de 24 de horas después de que la justicia argentina condenara a Cristina Fernández de Kirchner a seis años de prisión y la inhabilitara para ocupar cargos públicos de manera perpetua, las reacciones en el país continúan haciéndose públicas.

Uno de los primeros en manifestar su opinión fue el presidente Luis Arce, quien calificó la sentencia de “injusta” y dijo sentirse confiado de que “la verdad se impondrá”.

“Desde Bolivia, nuestra solidaridad con la hermana Cristina Kirchner, a quien se busca proscribir de la vida política con una sentencia injusta. Estamos seguros que la verdad se impondrá ante todo atentado contra la dignidad de los pueblos y la democracia en nuestra Patria Grande”, publicó el Jefe de Estado en redes sociales.

Evo Morales también criticó la condena en la víspera, pero este miércoles desarrolló su postura y comparó a Kirchner con Lula da Silva y Fernando Lugo.

“Usan el golpe judicial para sentenciar a inocentes como hicieron con el hermano Lula da Silva y la hermana Cristina Kirchner o recurren al golpe parlamentario como pasó con el hermano Fernando Lugo. (…) Su objetivo es dividir y destruir los movimientos populares”, escribió el expresidente.

A continuación, se refirió a la situación en Bolivia, donde aseguró que “los golpistas y sus cómplices” pretenden hacer lo mismo con el Movimiento al Socialismo y su dirigencia.

“Está en ejecución en América Latina la llamada ‘guerra híbrida’ con uso de medios de comunicación y operadores políticos de la justicia para perseguir, acusar y defenestrar a líderes que defienden al pueblo y enfrentan políticas neoliberales de hambre de la derecha capitalista”, concluyó.

Diferente postura expresó Jeanine Añez, para quien a la vicepresidenta argentina solo le importa “el poder indefinido” y vaticinó que “pronto” les llegará la hora a los miembros del partido de Gobierno.

“La desquició la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Como al huido que protegió, sólo les importa el poder indefinido, el uso de la violencia y el abuso, el narco, la inseguridad, la falta de empleo, salud y educación. Le llegó la hora y pronto a los masistas”.

También articuló su postura el empresario Samuel Doria Medina, quien declaró que se trata del fin de un “ciclo histórico”.

“Un ciclo histórico se va acabando y otro va comenzando en Sudamérica y en Bolivia. Los líderes populistas están desprestigiados y sus arengas ya no conmueven a muchos. La gente quiere algo 100% diferente”, difundió.

Los jueces hallaron culpable a Fernández del delito de administración fraudulenta de fondos públicos, pero la absolvieron en los cargos por presunta asociación ilícita.

En el caso, más de una docena de personas fueron acusadas por la adjudicación supuestamente irregular de contratos de obras públicas en la provincia de Santa Cruz (sur) durante sus dos mandatos como presidenta (2007-2015).

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©