Tras perder en ALP, Evo ataca al gabinete y a la bancada de Arce

Después de que su bancada del ala dura del MAS en la Asamblea Legislativa se quedó sola y perdió la pugna por la Ley del Censo, el expresidente Evo Morales se estrelló ayer contra los diputados de la bancada renovadora y contra tres ministros del presidente Luis Arce: el titular de Gobierno, Eduardo del Castillo; de Justicia, Iván Lima, y de Obras Públicas, Edgar Montaño.

Las acusaciones contra ellos van desde reuniones secretas entre Del Castillo y el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, “para destruir a Evo”, hasta la acusación de defender al expresidente Carlos Mesa en el caso de Lima y hablar mal de Venezuela y Cuba en el caso de Montaño.

“Informe oficial”

“El pueblo es tan chiquito, todo se sabe en el mundo. Una madrugada se han reunido (Eduardo del) Castillo, (Luis Fernando) Camacho y (Gary) Añez, el candidato a la Alcaldía (de Santa Cruz). Del Castillo representa al Gobierno, Camacho a los toborochis y el otro a los Caballeros del Oriente. ¿Qué decidieron? Todos a destrozar al Evo, todos contra el Evo. Información oficial”, aseguró Morales ayer en su programa “Evo es pueblo líder de los humildes”, de radio Kawsachun Coca.

Morales aseguró que él no tiene grupos de Inteligencia ni hace seguimiento a las autoridades del Ejecutivo. “Automáticamente, hermanos de mucha confianza me vienen a dar esas informaciones”, y según el líder cocalero, es “gente patriótica” que le alerta sobre los planes en su contra.

También criticó al ministro Montaño, quien al referirse a las consecuencias negativas del paro cruceño comparó la situación con Venezuela y Cuba. “Tanto criticaba de Venezuela y Cuba, en estos momentos mi departamento Santa Cruz de la Sierra está peor que eso”, dijo el ministro. Esas declaraciones molestaron a Morales, cuyos principales aliados políticos a nivel internacional son precisamente Cuba y Venezuela. “Yo digo: dónde estamos, qué pasa con los ministros, afirmar eso, ese mensaje ni siquiera es de la derecha, yo diría de los fascistas racistas, ese mensaje del ministro”, protestó.

Sobre Lima, el líder cocalero aseguró que ese ministro defiende al expresidente Mesa al decir que discriminó al líder de Comunidad Ciudadana. “El ministro Lima defendiendo a Carlos Mesa, es defender al gonismo, a la privatización”, indicó.

En octubre, Morales, en su programa dominical, se dirigió a Mesa en los siguientes términos: “Me da pena, y por eso mi solidaridad con el hermano Carlos Mesa, para no molestar; un viejito que no opina y sólo insulta e insulta”. Al respecto, el ministro Lima dijo: “Decir eso afecta a todos los adultos mayores porque generaliza un discurso discriminatorio”.

Para Morales, la “democracia pactada” volvió al Parlamento y aseguró que los diputados aprobaron el proyecto de Ley del Censo porque líderes de la oposición pidieron una ley en vez del decreto de Luis Arce.

“Lo que aprobaron ayer (el sábado fue) la ley de Tuto (Jorge Quiroga), la ley de Camacho, la ley de Mesa y los golpistas (…) Aprueban los llamados renovadores, con los de Creemos y Comunidad Ciudadana. Yo digo: vuelve la megacoalición”, aseguró Morales.

Análisis

Para el analista e historiador Pedro Portugal, si el expresidente Morales persiste con esa actitud de atacar a todos los que no obedecen su postura y siguen su línea, él terminará siendo excluido hasta de su propio partido.

“El MAS lo verá como el obstáculo más grande para que como partido pueda conquistar las elecciones en 2025. Evo Morales era una figura necesaria, pero simplemente ornamental en un esquema democrático que no ha cambiado en Bolivia (…) De continuar en esa actitud, pondrá en riesgo hasta la sobrevivencia de su partido y hace prever que el mismo MAS lo margine”, dijo Portugal.

3 MINISTROS
de Luis Arce están en la mira de Morales. Dice que buscan destruirlo.

No se puede entender que algunos de nuestros asambleístas estén con la derecha”.
Evo Morales

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©