Policías llevados a Santa Cruz denuncian que durmieron en el piso y falta de viáticos

Suboficiales y sargentos de la Policía Boliviana que fueron llevados a Santa Cruz, desde diferentes departamentos, denunciaron que durmieron en el piso y que fueron mal alimentados durante los 10 días que estuvieron en ese departamento. También hablan del “robo” de una parte de sus viáticos. Desde el Comando General negaron estos extremos, pero admitieron que existe una deuda.

“Sí, nosotros apoyamos la denuncia de los camaradas. Los comandantes de la Policía y el ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo) les robaron el dinero de los viáticos desembolsados, pero no pagados, al menos a 700 policías que fueron llevados a Santa Cruz y por 10 días durmieron en el piso o sobre colchonetas viejas, canchas y escuelas”, afirmó un exjefe policial del servicio pasivo que habló en representación de los sargentos y suboficiales. Pidió que no se dé a conocer su identidad.

Según las denuncias, 700 policías de diferentes regiones fueron llevados a Santa Cruz desde el 21 de octubre, donde persiste el paro indefinido en demanda del censo en 2023. Este grupo fue relevado hace unos días por otros 1.000 uniformados.

Policías llevados a Santa Cruz denuncian que duermen en el piso y “robo” de viáticos
El ministro de Gobierno en un almuerzo con los policías. Al lado un plato de comida diario.

Un policía, que pidió no dar su nombre, dijo que sus superiores les hicieron “la promesa del pago de viáticos”, pero a cambio sólo recibieron un plato de una parrillada ofrecida por Del Castillo, quien publicó ese evento en sus redes sociales.

“Según el reglamento de pasaje y viáticos (de 2015), por el servicio que los camaradas cumplieron en Santa Cruz debieron pagarles 371 bolivianos por día. Esto suma 2.597.000 bolivianos por 10 días que estuvieron allá. Pero resulta que pagaron solo 43 bolivianos a cada uno y solo por cinco días. El resto del dinero se lo robaron y repartieron”, agregó por su lado el coronel del servicio pasivo.

Para el subcomandante de la Policía, Álvaro Álvarez, las denuncias tienen una clara mala intención, como desmoralizar a los policías y generar malestar por reclamos infundados. Afirmó que existe una diferencia entre “viático” y “estipendio”, y que este último es lo que se debe pagar a los uniformados que prestaron este servicio en Santa Cruz.

“Es importante informar que no se pagan viáticos, lo que se debe pagar es un refuerzo alimenticio que también se conoce como estipendio. Esto va en función de la resolución ministerial 410/2017, en la que se regula este pago por la participación de los policías en operativos extraordinarios, cuando deben viajar a otros departamentos y ciudades intermedias”, señaló Álvarez.

Explicó que el pago establecido es de 50 bolivianos por día, pero además ese monto es reducido por pago de impuestos y el dinero es depositado a las cuentas de los policías.

El general admitió que sí se adeuda el pago de cinco días de estipendios a los 700 efectivos, pero aseguró que se hicieron las gestiones para que en las siguientes horas se cancele la deuda.

Imagen

Sobre las fotos que circulan en redes sociales, en las que se observan platos con pocos alimentos y uniformados durmiendo en la calle y en colchonetas en campos deportivos, el general manifestó que éstas serían de años anteriores y fueron publicadas nuevamente para “dañar la imagen” de la Policía.

Por su lado, la representante de las esposas de los policías, Guadalupe Cárdenas, expresó su preocupación por la situación de los uniformados que fueron llevados a Santa Cruz desde que comenzó el paro.

Si bien el primer grupo ya fue relevado por un segundo grupo de policías, y más numeroso, éstos también son sometidos a malos tratos de parte de sus superiores, que no les otorgan todos los servicios básicos, según la representante. “Lo que más lamento es la forma en que los están tratando a nuestros policías, sobre todo a los de base, como suboficiales y sargentos, que no tienen dónde dormir, la alimentación es pésima, los han llevado (a Santa Cruz) como carne de cañón”, dijo Cárdenas.

La representante aseguró que los policías de base son utilizados para “proteger” a los grupos de choque del MAS y reprimir a los manifestantes cruceños que piden censo 2023, bajo órdenes supuestamente de “extranjeros infiltrados” y dijo: “Nos sentimos humillados como familia policial”.

Sobre la denuncia del fin de semana pasado de padres de familia y un concejal municipal de que un grupo de policías utilizó una unidad educativa para dormir y la posterior negativa del alcalde Jhonny Fernández, el subcomandante de la institución del orden dio una versión contraria a la del burgomaestre cruceño y aseguró que sí contaban con autorización para el ingreso a esa escuela y pidió que este tema sea consultado nuevamente al alcalde.

Autorización edil

Escuela El concejal cruceño Luis Alberto Vaca cuestionó a la subalcaldesa del Distrito 5 de Santa Cruz, Mayda Paz, por ordenar usar una escuela para alojamiento de policías .

Contradicen El alcalde Jhonny Fernández negó ese permiso, pero el subcomandante de la Policía lo desmintió y reveló que sí tenían permiso.

Represión Los policías son criticados por reprimir a los cívicos y proteger a los grupos del choque del MAS en las dos semanas de paro por el censo.

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©