Graciela Novaski: “En la televisión engañamos a la gente al demostrar estabilidad emocional todo el tiempo”

De un rato a otro Graciela Novaski (26) desapareció de la pantalla chica. La razón fue que la expresentadora de televisión se encontraba en rehabilitación por las drogas, así lo dio a conocer ella a todo Bolivia con su testimonio. Detrás de esa sonrisa constante se encontraba una mujer que gritaba por ayuda. Fueron sus padres quienes la ayudaron a salir de ese hoyo del cual salió victoriosa.

Hoy, la joven estudiante de Marketing y Publicidad, disfruta de su nueva vida, de su nuevo rol de esposa y sigue asistiendo a la iglesia, pues, afirma, que ahora Dios está, ante todo.

Sueña con volver a la TV, tiene un proyecto para ayudar a los jóvenes en rehabilitación.

¿A qué te estás dedicando ahora fuera de la pantalla chica?

Actualmente dedicó mi tiempo a mí, a mi iglesia y a ser esposa.

¿Qué tal la nueva vida, con una familia propia?

Llevo poco tiempo, soy pajarito nuevo (risas). Después de salir de la televisión, hace unos meses volviste para compartir un testimonio muy fuerte

¿Cómo te animaste y cuál fue el propósito? 

Desaparecí de la televisión y de las redes por fuerzas mayores, mi testimonio puede explicarlo todo y me animé a compartirlo con todo Bolivia, para la gloria y honra de Dios, para demostrar que, cuando uno se lo propone y tiene un corazón predispuesto, se puede dejar todo en esta vida y cambiar por completo. De la mano de Dios nos sentimos fuertes y con la autoridad para poder tomar decisiones en nuestras vidas

144817315-781560729107489-4801192451202699987-n

¿Cómo fue esa etapa trágica que quisiste compartir?

Esa etapa fue muy dura y fue lo más oscuro que he experimentado en mi vida y estoy segura que mucha gente grita por ayuda internamente pero no se atreven a reconocer que tienen un problema o una enfermedad. Si no lo reconocemos, es muy difícil que podamos cambiar.

¿Qué crees que detonó esta crisis?, cuando en la televisión veíamos a una mujer hermosa a la que parecía que no le faltaba nada 

Muchas veces nos e n c o n t r a m o s bien por afuera; superficialmente, estamos muy bien; físicamente, nos encontramos en el mejor estado. Pero y las emociones, el corazón, internamente ¿cómo te sentís? Eso es algo que no demostramos en la televisión ni en las redes sociales, engañamos a la gente demostrando estabilidad emocional todo el tiempo, pero somos humanos que tenemos problemas y vacíos dentro de nuestro corazón, que, por miedo a ser juzgados, no demostramos nuestros sentimientos. No generalizo, pero la mayoría somos así, y en su momento lo fue conmigo.

¿Es verdad que una mala influencia te llevó por el camino incorrecto?, ¿te arrepentís?

Tenemos que cuidar nuestro corazón, cuidar qué vemos qué escuchamos con quiénes nos relacionamos, porque el dicho de dime con quién andas y te diré quién eres es totalmente cierto. Siempre lo digo “sos el reflejo de tu grupo social”, si son exitosos, vas a ser exitoso, si les gusta el gym vas a ser fit, si les gusta la iglesia vas a ser un buen cristiano, si son mala influencia van a terminar influenciándote. Nosotros determinamos nuestro futuro y somos arquitectos de nuestra propia vida, hay que rodearse de la gente adecuada.

¿Cómo buscaste ayuda?

La ayuda la buscaron mis padres, porque, cuando uno está seducido por el pecado, comienza a ver todo lo malo como bueno y comienzas a endurecer tu corazón a la sensibilidad de discernir un error.

¿Qué les decís a esos jóvenes que por miedo o vergüenza no buscan ayuda?

Les digo a todos los jóvenes que busquen ayuda, que, si sus familiares o alguien cercano está viendo la situación de palco, sin hacer nada al respecto, que actúen rápido, que busquen ayuda. Todas las Iglesias ofrecen servicios de ese tipo. En la iglesia Tiempo de cambio, para mí, fue lo más garantizado y que ha funcionado.

¿Dónde y cómo conociste a su esposo?

Mi esposo es el hombre que soñé y estoy completamente orgullosa de él, siento tanta admiración por él que, para mí, todas sus cicatrices que la vida le ha puesto son las mejores historias de vida para mí y para nuestros hijos.

¿Cómo te apoyó él en este proceso?

Fue la única persona, además de mi familia, que estuvo en el proceso y lo celebró conmigo eso lo hace merecedor de todos mis logros y de la madre ejemplar que espero ser en algún momento.

¿Extrañas la televisión?

Obvio que extraño la televisión, fue para lo que me capacité por años. En la red televisiva me enseñaron mucho y nunca fueron tacaños con eso, siempre me enseñó el mejor, me aconsejó el mejor y entre todos me corregían ya que siempre escuchaba y prestaba atención, porque el que calla escucha más y el que escucha más, aprende.

¿Poco a poco estás reapareciendo en las redes, lo harás más seguido y qué uso les darás?

Mis redes sociales están abiertas con la posibilidad de hacerlas comerciales para un proyecto que tengo en mente que ayudará a muchos jóvenes de todo tipo, sin importar la condición económica.

¿Fueron más críticas o comentarios de felicitación los que recibiste después de revelar su testimonio?

Fueron 99% de felicitaciones y críticas constructivas que he recibido

¿Escuché que ayudas a los jóvenes con adicciones, qué actividades realizas?

El plan que Dios puso en mi corazón es ayudar a los centros de rehabilitación y de acogida, ya que vemos casos en los cuales hay mucha situación de calle y gente olvidada por sus familiares. También alentar a las personas que están en ese mundo y que, con un poco de agallas, se puede salir. Para Dios nada es imposible, dice que con un poco fe moveríamos montañas y, realmente, mi vida es un milagro. Si yo pude hacerlo de la mano de Dios, ¿por qué ustedes no?

¿Qué se viene en tu futuro?

Muchos hijos, trabajo y gym, si Dios quiere (risas). Recuerden que el Señor nos sostiene de la diestra y que está con nosotros todo el tiempo, es un caballero que toca nuestro corazón para poder entrar, dejemos que él cambie nuestras vidas.

//El Deber

comparte esta noticia en

©