El MAS denuncia persecución de Impuestos a Evo y esta entidad califica de maliciosa la carta

Sorpresivamente la dirección nacional del MAS publicó un comunicado en el que denuncia una persecución desde el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) en contra del jefe de este partido, Evo Morales, por evasión impositiva y el hostigamiento a funcionarios que se declaran como “evistas”. Mario Cazón, como presidente del ente recaudador, desmintió desde Potosí estas acusaciones, a las que calificó como “maliciosas” y pidió pruebas de esa supuesta persecución.

“Rechazamos que una autoridad encargada de investigar la evasión de impuestos en paraísos fiscales y sectores empresariales vinculados al golpismo, use el cargo para perseguir a nuestra dirigencia nacional y congraciarse con los operadores del Plan Negro”, señala el pronunciamiento masista.

Cazón salió al paso y dijo que la denuncia ni siquiera menciona qué empresa tendría Evo Morales y cómo se estaría realizando la supuesta persecución, se declaró masista de convicción y recordó que ejerce ese cargo desde que Morales era presidente del Estado.

“La citada denuncia maliciosamente falta a la verdad, por lo que exhorto a presentar las pruebas documentales de dichas denuncias si es que existieran, finalmente quiero señalar que el servicio de Impuestos Nacionales es una institución técnica que trabaja en el control y el pago de los impuestos nacionales sin distinción ni injerencia”, deslizó Cazón en la conferencia de prensa.

Desde el 3 de septiembre el expresidente, Evo Morles, viene denunciando la existencia de un supuesto “plan negro” que consistiría en desacreditarlo a él y sus principales colaboradores en el Parlamento. Desde entonces el MAS vincula cualquier conflicto interno con esa supuesta conspiración.

“El titular del Servicio de Impuestos Nacionales, Mario Cazón, ha ordenado involucrar a nuestro hermano expresidente de Bolivia y presidente del MAS-IPSP, Evo Morales, en un caso de deuda impositiva de una empresa con tal de perjudicar su imagen”, señala el comunicado del MAS y no identifica la empresa que sería de propiedad de Morales.

Según esta nota, se trata de una persecución política contra la dirigencia nacional y también contra los funcionarios que se declararon como “evistas” dentro las instituciones. “EI MAS-IPSP asumirá acciones contra este y otros casos de acoso político en esa y otras dependencias del Estado en contra de hermanas y hermanos a los que persiguen por ser ‘evistas’”, finaliza la nota del principal partido de Gobierno.

//El Deber

comparte esta noticia en

©