El calvario de Dana: “Lloré tanto que hasta mis pestañas se cayeron”

Dana tiene 22 años y asegura que siente que en más de dos meses vivió años de mucho sufrimiento y dolor. Llegó al extremo de perder las pestañas de tanto llorar. No entendía por qué fue acusada y encarcelada injustamente por el rapto del bebé Álex. Aunque ya se encontró a la responsable de ese delito, la joven nunca olvidará que hasta le pusieron un lunar en el rostro para culparla por el rapto de la bebé Daylin.

“Desde que me detuvieron, he llorado harto. Un tiempo me puse muy mal. He llorado tanto, día y noche, al extremo de que se me cayeron mis pestañas”, dijo Dana a Página Siete.

En septiembre, un mes después de que el bebé Álex T., de tres meses, fuera raptado en inmediaciones de la plaza Eguino, la Policía detuvo a Dana. Fue acusada de haberse ganado la confianza de la madre del niño para cometer el delito. Desde un principio, ella negó las acusaciones. Pese a todo, la joven fue enviada a la cárcel de Obrajes con detención preventiva. Hace poco más de 20 días, la Policía aprehendió a la mujer que confesó haber robado al bebé.

“Desde el primer momento que me detuvieron, yo les dije que no era (la culpable), les insistí, pero ellos (los investigadores) insistían en que yo era (la culpable)”, relató Dana.

Recordó que, cuando fue trasladada al Centro Penitenciario de Obrajes, estaba con barbijo, pero cuando llegó y se lo quitó las policías e internas le dijeron: “Pero tú no eres, no tienes el lunar…”. “Ese momento, no sabía por qué me decían eso”, dijo.

Luego –prosiguió con el relato– fue internada en un área de contención. “No sabía qué era eso, hasta que después me enteré de que era el calabozo. Estuve una semana ahí”, indicó.

En ese lugar, algunas internas le hicieron llegar amenazas. “Me hicieron saber que con los niños no hay que meterse”, aseguró.

Después de esa semana, la joven salió y cuando las internas la vieron, le decían: “Tú no eres, pero en tus fotos te ves con lunar y un poco mayor”.

Al ver noticias sobre el caso en la televisión del penal, se dio cuenta de que se había manipulado su fotografía. “Me habían photoshopeado (sic), me habían puesto hasta ese lunar y yo en el rostro jamás tuve uno”, indicó.

Recordó que las fotos de su rostro que se difundieron fueron tomadas por el investigador en dos oportunidades. La primera fue en su casa, el día de la notificación. “Él me dijo: ‘¿Te puedo sacar una foto?’, y yo inocentemente le dije: ‘Claro’. Y la segunda fue tomada en el día de aprehensión”, sostuvo.

“Creo que el investigador sabe mejor hacer un photoshop que lo que realmente debería hacer: investigar”, indicó.

En la cárcel, la población interna y muchas policías apoyaron a Dana. “Me brindaban su apoyo moral, me decían que voy a salir, que todo esto se va a solucionar”, dijo. Aseguró que gracias a esa ayuda sintió mucha fortaleza para seguir adelante.

Contó que en sus primeros días en la cárcel estuvo muy mal, lloraba tanto que hasta sufrió ataques de ansiedad y depresión. “Me preguntaba: ‘¿Qué hago aquí si yo no hice nada?’”, dijo.

Sufrió esos ataques de ansiedad de forma constante. Una vez cuando sus papás la visitaron, fueron testigos de un episodio.

En una ocasión, se lastimó una de sus manos, ahora tiene un esguince. “Por un ataque de nervios, me lastimé”, dijo y mostró su brazo vendado. Agregó que un día con las internas estaba acomodando unas bolsas y sintió que fue tratada como una delincuente, cuando ella era totalmente inocente.

Imagen

Estuvo casi dos meses en prisión y el jueves, ella salió en libertad, pero con arraigo.

“Cuando salí (de la cárcel), lo primero que hice fue agradecer a Dios y ahora quiero retomar todo lo que dejé durante este tiempo: mis estudios y mi trabajo”, dijo.

Aseguró que no será sencillo retomar todas sus actividades porque fue víctima de un gran perjuicio. “Este 2022 era mi último año de la carrera de Enfermería. Debía graduarme en enero, pero ahora no podré hacerlo, no compartiré con mis compañeros, porque pasó todo esto”, indicó.

Destacó que eso no arruinará sus planes y luchará por ser una gran profesional. “Es lo que me gusta”, aseguró. Añadió que pese a que fue culpada injustamente sólo por usar moño, ella continuará con ese peinado porque es el requerido para el trabajo de las enfermeras.

Dana dijo que no descansará hasta que “todas las personas que la acusaron injustamente” le pidan perdón públicamente, incluso perdió amistades porque creyeron que ella y su familia formaban parte de una red de trata y tráfico de personas.

“Hoy (ayer) lo único que quiero hacer es cocinar para mis papás, tal como ellos lo hacían para mí cuando estaba en el penal”, sostuvo.

Su papá, Rudy P., aseguró que su abogado será quien definirá si la familia iniciará una demanda contra el Estado. “Nosotros lo único que queremos es justicia”.

Cada mes, Dana debe ir a firmar a la Fiscalía. “Me siguen culpando por el caso Daylin. Quiero que termine esta pesadilla”.

Cronología sobre la detención de Dana, acusada injustamente

Agosto • La Policía informó sobre el rapto de un bebé de tres meses en inmediaciones de la plaza Eguino de La Paz. El niño tenía el nombre de Álex.

Hallazgo • Dos semanas después del rapto, el bebé fue encontrado en un callejón cerca de un colegio de la zona de Miraflores.

Aprehensión • El 2 de septiembre detuvieron a Dana, la joven de 22 años, que estudiaba Enfermería. La familia de la joven denunció desde un principio que no había pruebas. Sin embargo, la justicia determinó su detención preventiva en el penal de Obrajes.

Calvario • La familia de la joven luchaba para que Dana salga en libertad, porque aseguraba que las pruebas de las investigaciones no eran suficientes. Ellos vivieron un calvario.

Aprehensión • El 17 de octubre, la Policía aprehendió a una mujer que confesó haber raptado al bebé Álex, porque ella perdió al suyo en su proceso de gestación. Ella actualmente guarda detención preventiva.

Libertad • El pasado 27 de octubre, un juez determinó su libertad, aunque seguirá investigada porque también fue implicada en el caso de la bebé Daylin.

Esperanza • Dana busca retomar nuevamente a todas sus actividades.

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©