Arce emite DS con distribución de recursos, pero no de escaños

El presidente Luis Arce dio a conocer anoche el Decreto Supremo (DS) 4824, que fija la fecha del censo para el 23 de marzo de 2024. Esa normativa prevé distribución de recursos en septiembre de ese año, pero no dispone nada sobre la distribución de escaños.

“Se dispone que el empadronamiento del Censo de Población y Vivienda – 2024 sea ejecutado por el Instituto Nacional de Estadística – INE en fecha 23 de marzo de 2024”, se lee en el artículo único del decreto.

En esa normativa también se establece que el Gobierno con base en “resultados preliminares” del censo 2024 realizará la distribución de los recursos económicos de coparticipación en el mes de septiembre de ese año.

Sobre el punto, Arce sostuvo que el decreto cumple con el pedido de más de 300 autoridades electas del país y las recomendaciones de la comisión técnica que trabajó en Beni.

“Todas y cada una de las bolivianas y bolivianos deben ser parte del Censo del Bicentenario. Seguiremos reconstruyendo la patria, unidas y unidos, tomando en cuenta las realidades económicas, sociales y culturales de los nueve departamentos”, tuiteó.

Sin embargo, en la normativa que emitió el primer mandatario no se hace referencia a la distribución de escaños.

El artículo 146 de la Constitución Política dael Estado establece que la distribución de escaños entre los departamentos se determinará por el Órgano Electoral con base en el número de habitantes de acuerdo al censo último.

“La distribución del total de escaños entre los departamentos se determinará por el Órgano Electoral en base al número de habitantes de cada uno de ellos, de acuerdo al último censo nacional, de acuerdo a la ley”, se lee en el texto constitucional.

El expresidente Jorge Tuto Quiroga sostuvo que una declaración constitucional de 2001 dispuso que esa tarea se realice con resultados “finales” del censo. “El TCP determinó, en Declaración 004/2001, que escaños departamentales y circunscripciones uninominales se establecen por ley con resultados finales. Arce quiere evitar hacerlo para 2025, manteniendo sistema azul distorsionado. Bolivia necesita datos finales del censo en oct’24”, aseguró el exmandatario.

En un contacto con la prensa, el viceministro Jorge Silva sostuvo que “los recursos económicos estarían redistribuidos en función a los resultados del empadronamiento y la nueva distribución de escaños en la Cámara de Diputados también se implementaría para las elecciones de 2025”.

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©