Ninavia toca el cielo con su doblete histórico en Cascavel

Con entereza y convicción, tranco firme y seguro hacia la meta, David Ninavia Mamani rebasó a un competidor de retaguardia y pasó la meta conquistando el oro en la prueba de los 10.000 metros planos con una marca de 30:05.08, en los Juegos Sudamericanos de Cascavel, Brasil.

Inmediatamente después, aún en la pista, tomó un poco de respiro para luego ir en busca de la tricolor nacional para levantarla orgulloso en Cascavel, donde ayer ganó su segunda medalla de oro (la primera fue en los 5.000 metros, el jueves).

Con este registro de 30:05.08, Ninavia también estableció un nuevo récord nacional en la categoría U 20, que estaba en manos de Vidal Basco, quien en Edmonton, Canadá, había registrado 30:50.08, el 1 de agosto de 2015.

Detrás, llegaron sus inmediatos escoltas, el segundo lugar le correspondió al peruano Frank Lujan con 30:34.54, mientras la tercera ubicación fue para el uruguayo Valentín Soca con 30:44.32. Soca también lo había secundado en la prueba de los 5.000 metros planos.

El primer oro de Ninavia en los Juegos Sudamericanos U 23 fue el pasado jueves, cuando ganó la medalla de oro en la prueba de 5.000 metros planos con una marca de 14:39.91.

Ninavía, no obstante sus 19 años, es un atleta bastante exitoso, ya en los Juegos Bolivarianos de Valledupar, Colombia, había logrado la medalla de plata en los 1.500 metros planos, logrando un record nacional con cierto sinsabor, porque el natural de Potosí quería el oro y estaba seguro de que lo podía conseguir.

Su colección de trofeos también consigna medallas doradas sudamericanas en Junior, U18 y un Panamericano, razón por la que se ha convertido en un atleta bastante competitivo y ganador.

“Perdí la cuenta de las medallas que he logrado, sólo me preparo de la mejor manera para competir”, dijo Ninavia desde Cascavel, Brasil, acompañado de su entrenadora y mentora, Nemia Coca.

Fue Coca con Marcelo Peñaranda, su otro entrenador, quienes detectaron el talento de Ninavia y otros atletas como Vidal Basco y Héctor Garibay, para cobijarlos en “Pie de viento”, el club de atletas de fondo donde forjan el talento y los sueños de los mejores deportistas de largo aliento.

Ninavia, al igual que Coca, agradecieron al Viceministerio de Deportes, la Gobernación y el SEDEDE de Oruro por el respaldo que le dieron en la carrera deportiva del joven atleta, orgullo boliviano.

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©