Militares tuvieron que pedir ayuda a la Policía para requisar a una mujer que llevaba una ametralladora en su aguayo

Militares del Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (CEO-LCC) denunciaron a las tres personas, a quienes sorprendieron transportando armamento. Sucedió la tarde del domingo en Santiago de Machaca, La Paz, cuando agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta Alfa interceptó un vehículo marca Toyota color blanco con placa de control 1211-IHS, que llevaba a bordo a tres personas.

El nerviosismo que mostraron dos hombres y una mujer al ver el control militar llevó a que los uniformados insistan en requisar el vehículo. Grande fue su sorpresa al encontrar municiones y un cargador de un arma de fuego. Pero eso no fue todo, en el aguayo que cargaba la mujer y se negaba a mostrar, había una ametralladora UZI.

El informe da cuenta que los militares buscaban productos de contrabando, pero se encontraron con la estructura un cargador de munición calibre 9 milímetros. Este hecho los llevó a sospechar de la mujer y a requisar el aguayo.

Ante esta situación puso una tenaz resistencia, impidiendo a los militares realizar su tarea, por lo que solicitaron apoyo de la policía de Santiago de Machaca.

Solo en recinto policial, hasta donde fueron traslados los tres aprehendidos, se procedió a una inspección detallada de las pertenencias y es así que se pudo evidenciar que en el interior del aguayo se hallaba una ametralladora UZI, con tres cargadores, además de un cargador de pistola 9 milímetros, 29 cartuchos 9 milímetros. También fueron decomisados tres celulares y el vehículo en el que se transportaban.

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, general Daniel Vargas Carrasco, indicó que en los últimos meses se han incrementado las condiciones de violencia en las que operan los contrabandistas, haciendo referencia a la detención de custodios armados cuando se requisó dos camiones con mercadería de contrabando.

//El Deber

comparte esta noticia en

©