Experta: Se puede hacer censo en 2023, pero falta voluntad política

La fecha del censo aún mantiene en vilo a la población con sectores que piden que sea en 2023 y el Gobierno que propone que sea en 2024. Al respecto, la economista y experta en Planificación Urbana, María del Carmen Ledo García, sostuvo que técnicamente “debería” poder realizarse en 2023  y así evitar la contaminación de los datos en un año preelectoral.

“Yo creo que debería ser (posible el censo en 2023), pero para eso necesitamos voluntad política y en realidad se requeriría que todos nos sumemos, todos nos estamos ofreciendo a apoyar, porque me imagino que todos tenemos la conciencia de que el país necesita información fresca”, manifestó.

Explicó que la información del censo “es fundamental y necesaria” para planificar y tener horizontes de acciones en materia política pública a mediano y largo plazo. Más aún “en un momento de una crisis sanitaria que no sabemos cuánto ha impactado en nuestros hogares”.

El 19 de septiembre, el Instituto Nacional de Estadística (INE) inició el trabajo de la Actualización Cartográfica Estadística (ACE) -dentro de la etapa precensal- mediante el uso de tabletas para la digitalización de los datos y la georreferenciación que ayudará a definir la cantidad de boletas necesarias para el día del censo. Este trabajo, por ejemplo, en el municipio de Cercado demorará tres meses y a nivel departamental se prevé concluir en unos 10 meses.

Sin embargo, Ledo señaló que “el INE ya debería haber tenido esa actualización cartográfica y lo que hay que hacer es simplemente aumentar aquellos polígonos que son resultante, lamentablemente, de las leyes de expansión de huellas urbanas que han sido dibujo libre para los municipios”.

Además, informó que, el 29 de septiembre, se logró conciliar el tema de la boleta. “Las universidades nos han llamado y sé que otros actores han estado recomendando técnicamente qué preguntas valdría la pena insistir en conseguir la información, debido a la crisis sanitaria que hemos vivido en Bolivia y en el mundo. Son los dos temas delicados que se supone están relativamente encausados”, dijo.

El otro tema es el logístico, es decir, la organización del trabajo y la capacitación del personal. Para lo cual, señaló que se brindó el apoyo de los miles de universitarios “debido a la necesidad de calidad de los datos”.

Pese a los avances y las consideraciones de su factibilidad para el primer o segundo semestre de 2023, aún no se acuerda una fecha y “cuanto más se acerque el 2025 es un peligro muy grande”, advirtió. Esto debido a que el tema político contaminaría los datos.

“El censo es absolutamente práctico, cuántos somos, qué hacemos. Entonces, si por el afán de querer conseguir más adeptos o menos, existe esa tentación de acercar mucho a un periodo preelectoral podría dañar esta necesidad de, efectivamente, de tener ese elemento técnico”, acotó.

Credibilidad del INE está comprometida

Los analistas que participaron del conversatorio “El censo en el centro del debate y la agenda pendiente para la sociedad civil” coincidieron que la credibilidad e institucionalidad del Instituto Nacional de Estadística están comprometidas tras la postergación del censo, informó ANF.

“La institucionalidad del INE ha desmejorado bastante”, comentó Melvi Vargas, de la Uagrm. José María Paz, de la Ruta de la Democracia, acotó que el INE debería gozar de autonomía técnica y administrativa.

Molina: Urge el censo para fortalecer la salud 

De acuerdo a los datos del último Censo de Población y Vivienda de 2012, de los 339 municipios en Bolivia, 256 tienen una población menor a 20 mil habitantes y “en ninguno hay un hospital de segundo nivel, eso quedó en evidencia en la pandemia”, dijo el director del Observatorio Político Nacional, Carlos Hugo Molina.

Esta situación presiona a que la gente migre a las ciudades capitales por una mejor atención en salud, señaló mediante sus redes sociales.

“Quienes viven en esos municipios y necesitan laboratorios de análisis clínicos, dentista, radiografía, diálisis, salas de neonatología deben buscarlos en otro lugar (…) así se inicia la presión migratoria. ¿Esto es lo que no queremos enfrentar?”, tuiteó.

Asimismo, durante su intervención en el conversatorio “El censo en el centro del debate y la agenda pendiente para la sociedad civil”, realizado hace unos días en Santa Cruz por la Ruta de la Democracia y la ANF, con apoyo del Observatorio Político Nacional y la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Molina acotó que otro punto importante del censo es el ejercicio del voto.

“La gente vota donde vive, no donde se está censando y si podríamos incorporar esa pregunta tendríamos la posibilidad de ajustar de mejor manera este elemento para dar los servicios que la población necesita” sostuvo.

//Los Tiempos

comparte esta noticia en

©