Boliviano asesinado en Italia era cajero en un supermercado

Luis Fernando Ruggieri, un boliviano de 47 años de edad, trabajaba como cajero en el supermercado Carrefour en las afueras de Milán, Italia. El hombre que de niño fue adoptado por una familia italiana fue apuñalado el jueves por una persona que sufría de problemas mentales. Hay pesar en la comunidad boliviana que vive en territorio milanés.

“Lo adopté de niño, era boliviano y siempre lo quise. Él (Luis Fernando) siempre intentó salir adelante y ser cada día mejor”, se lamentó Federico Ruggieri, padre adoptivo de la víctima fatal, entrevistado por el portal de noticias Tg1. El compatriota fue la víctima fatal de un apuñalamiento masivo que perpetró Andrea Tombolini, un italiano que atacó a Ruggieri y otras cinco personas, según el diario II Giorno.

Luis Fernando Ruggieri, presentaba lesiones en el tórax y abdomen y murió cuando era trasladado a un hospital. El agresor tomó un cuchillo de un estante y apuñaló a otras cinco personas en una sucursal de Carrefour ubicada en un centro comercial en Assago, en Milán, según publicó el periódico Il Giorno. El boliviano trabajaba en ese comercio para pagar sus estudios universitarios y ese día reemplazó a uno de sus compañeros en la caja del supermercado de esa ciudad.

Federico Ruggieri, padre adoptivo

Los motivos del ataque aún no fueron esclarecidos, pero las autoridades dijeron que no había indicios de terrorismo. Entre los heridos estaba el futbolista español Pablo Marí, quien recibió una puñalada en la espalda. El jugador fue trasladado en un helicóptero a un hospital.

Alejandra Sevilla, una boliviana residente en Roma, lamentó que la prensa haya minimizado la muerte de Luis Fernando. “Me indigna tan cruel indiferencia. Sabiendo que tantos bolivianos salen del país con tantos sueños y esperanzas de encontrar una vida mejor y no merecen este tipo de desenlace. Nuestro compatriota boliviano se ganaba la vida honestamente trabajando como cajero en el supermercado”, escribió Sevilla en el portal Bolivianos en Italia.

Pamela Méndez Peredo, otra boliviana en Italia publicó en el mismo sitio: “El jugador de fútbol fue trasladado en un helicóptero ¿Y los otros? Claramente hay ciudadanos de serie B”.

Desde Carrefour lamentaron así la muerte de Luis Fernando. “Nos entristece profundamente saber de la muerte de uno de nuestros empleados tras el ataque en el Hipermercado Carrefour en Assago. Nos reunimos alrededor de su familia, con quien estamos en contacto para expresar nuestras condolencias”, escribió Christophe Rabatel, CEO de Carrefour Italia, uno de los supermercados más grandes de ese país.

La comunidad boliviana espera algún pronunciamiento de la embajadora de Bolivia en Italia, la exdiputada Sonia Brito.

//Pagina Siete

comparte esta noticia en

©