A puertas cerradas, sin transmisión y sin celulares, así se realiza la cumbre por el censo

Sin transparencia. Así se realiza la cumbre nacional por el censo en la ciudad de Cochabamba que podría definir una salida al conflicto después de que el Gobierno postergó su realización de noviembre de 2022 hasta 2024.

La reunión que podría ser decisiva se realiza sin transmisión en directo, a puertas cerradas y los participantes fueron obligados a entregar sus teléfonos celulares para evitar el registro del desarrollo de la reunión.

Esta situación fue criticada por el equipo técnico que acompaña al rector de la universidad estatal de Santa Cruz, Vicente Cuéllar, porque demuestra que el Gobierno es reacio a la transparencia y evita develar sus intenciones ante la opinión pública.

El encuentro del presidente Luis Arce, sus ministros, gobernadores, alcaldes, autoridades regiones autónomas y rectores de universidades comenzó después de las 09:00. Según la información oficial hay 312 participantes y cada uno tendrá tres minutos para hablar.

Arce, según las imágenes divulgadas, está acompañado de María Nela Prada (ministra de la Presidencia) y Sergio Cusicanqui (ministro de Planificación).

Imagen

El Mandatario ingresó al encuentro sin realizar declaraciones.

El encuentro se realiza cuando Santa Cruz cumple su séptimo día de paro indefinido.

El vocero presidencial, Jorge Richter, manifestó que quienes participan en el encuentro están interesados en el diálogo y el consenso.

«Quienes tienen el interés de poder encontrar una solución se reúnen para dialogar, para hablar, para contrastar sus criterios, sus proyectos técnicos; y quienes se alejan de lo que significa la solución dialogada se mantienen, seguramente, en otros espacios y están exacerbando las medidas que nos confrontan a los bolivianos», manifestó.

Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz, es el principal ausente en la reunión de Cochabamba.

//Brújula Digital

comparte esta noticia en

©