Lucero Ríos parte a la conquista de México

Perseverancia, sacrificio y talento, en la misma proporción, asegura que es la fórmula del éxito. Aplicándola, la cantante boliviana Lucero Ríos (27) acaba de alcanzar una de las metas más importantes para cualquier artista, firmar con una productora internacional.

El 11 de abril, Lucero partirá rumbo a Méxicopara formalizar el acuerdo con Cima Music (nombre premonitorio), que se encargará de manejar su carrera y que ya le adelantó unas colaboraciones con otros artistas.

A días de partir, la cantante tropical promete no rendirse hasta convertirse en una estrella.

Desde la cuna

Nació en San Borja (Beni), en una familia de artistas que siempre la alentó a perseguir sus sueños y a sentirse una ganadora.

“No solo tuve una infancia feliz, sino que viví un cuento de hadas”, describe sus primeros años.

Así empezó a cantar, primero en familia y luego en el colegio, en concursos y festivales de música donde sus profesores ya veían venir a una artista.

Al salir bachiller quiso lanzarse en grande y bajo la dirección del destacado músico y compositor boliviano César Espada, grabó un disco de cumbia e instaló su base de operaciones en Santa Cruz de la Sierra.

De esta forma empezó el ascenso que la llevó a un reality de canto en la televisión en el que ocupó el segundo lugar y le permitió firmar contrato con Warner Music para grabar cuatro temas.

Uno de ellos, Sinceramente, la hizo popular en las redes.

Testimonio de fe 

Disfrutaba de la vida que siempre soñó, cuando la noticia de una enfermedad dio un vuelco a la historia de la cantante y la de su familia.

La obstrucción intestinal que le descubrieron marcó un antes y un después para Lucero. Tras múltiples cirugías y la temida palabra “incurable”renovó su fe y hoy da testimonio de un milagro; han pasado cinco años de ese suceso y no quedan rastros de la enfermedad.

“Me encantaría ahorrarme las penas, pero si no fuera por los obstáculos no valoraríamos lo que tenemos. Esa prueba me acercó a Dios y hoy me siento afortunada”, expresa.

De talla internacional

Entre los frutos de casi una década de trabajo, cuenta orgullosa
que compartió escenario con artistas internacionales como Julieta Venegas, Carlos Baute, Los Tigres del Norte, Marco Antonio Solís y Luciano Pereyra, en sus visitas a Bolivia.

Además, fue la invitada del grupo argentino Ráfaga para acompañarlo en una gira de 10 conciertos en su país.

En tres días debe partir a México y, aunque está ansiosa, quiere
disfrutar la experiencia.

Con Cima Music, productora que maneja a un público de más de 55 millones de personas dentro de Latinoamérica, viajará primero por Ciudad de México, Monterrey, Hermosillo y Acapulco.

Pero hay más trabajo pendiente, grabará una canción con el productor mexicano Andrés Chano, famoso por su trabajo con Río Roma y Sin Bandera y que ha sido nominado a un Latin Grammy.

La beniana se proyecta grabando junto a artistas que se encuentran en lo más ‘top’ de la industria comercial, como Camilo, Karol G y Christian Nodal. Lo intentará.

“Quiero disfrutar la experiencia, pero no descansaré hasta alcanzar mi sueño”, asegura.

//El Deber

comparte esta noticia en

©