Juliana Barrientos, la pianista boliviana que conquista las redes

Juliana Barrientos, la pianista boliviana que conquista las redes post thumbnail image

Mientras a la mayoría de las chicas de su edad le gustan los géneros contemporáneos como la música electrónica o el reguetón, Juliana Barrientos Gaidrikh ama la música clásica. Con esta creció, primero escuchándola y luego dejándola fluir en las teclas de un piano.

Su pasión y talento han hecho crecer la popularidad de la pianista cochabambina en las redes sociales, donde sube videos interpretando piezas de grandes maestros y, a pedido del público, también melodías modernas.

Con su amada abuela, Raisa Gaidrikh, de 82 años, a quien espera volver a abrazar muy pronto

En las últimas semanas, las redes de Juliana no son solo música, se pintaron de azul y amarillo, los colores de la bandera de Ucrania, la tierra de su familia materna y donde hoy su abuela reza por sobrevivir a los bombardeos del ejército ruso sin tener escapatoria.

La música

Empezó a tocar el piano a los ocho años, bajo la guía de su madre, Natalia Gaidrikh, que nació en la ex Unión Soviética. “En su país tenían que practicar algún deporte o tocar un instrumento, y mi madre eligió el piano”, cuenta.

➧ ☛  Boxeador pandino pierde la pelea y el título por patear en el suelo a su rival luego de noquearlo

Además de la música, Juliana aprendió idiomas motivada por su progenitora; hoy habla español, inglés, ruso y ucraniano.

Cambió su mejor época del colegio y de universidad por las clases de piano y los ensayos, pero hoy comienza a recoger los frutos de su esfuerzo. En un viaje a México, el destino la cruzó con Juan Pablo Manzanero, hijo del ‘Rey del Bolero’, el gran maestro Armando Manzanero.

Junto a Juan Pablo están en conversaciones para organizar una gira de conciertos, aunque por ahora no puede revelar mayores detalles.

Familia en Ucrania

Su familia vive momentos de angustia porque su abuelita se encuentra en Jarkov, uno de los primeros lugares que fue invadido por el ejército ruso y de donde no puede salir.

“Toda guerra es un retroceso al avance de la humanidad. Están muriendo niños y personas inocentes por la ambición de alguien. Ucrania merece paz, ha sido un país que ha sufrido mucho en su historia”, lamenta Juliana.

Su abuela les cuenta a diario que no queda de nada de su ciudad, que los edificios familiares y otras construcciones han quedado reducidas a escombros.

➧ ☛  "Thank you so much mi reina", el lado tierno de Paul Pogba con la boliviana Zulay

También revela que la peor parte llega en la noche, cuando los sobrevivientes se reúnen en el sector antibombas de lo que un día fue una estación de metro. El frío del invierno agudiza la desesperación.

@JulianaBarrientos

La familia de Juliana no se da por vencida en las gestiones para traer a su abuela a Bolivia, pero cruzar la frontera es la parte más complicada, ya que bombardean a quienes tratan de escapar.

Motivada por esta situación, la joven pianista está en campaña para encontrar un hogar fijo para la pareja de ucranianos que llegó hace unas semanas a Bolivia y ayudarlos a rehacer su vida.

También ha ofrecido apoyo para otros refugiados, su casa está abierta para recibirlos y espera que muchas personas se solidaricen con ellos.

@JulianaBarrientos

//El Deber

tal vez te Guste