Alex Dessard, activista francés, dice que enamorarse de Bolivia fue entre lo mejor que le pasó en 2021

Alexis Dessard, el francés que pasó de ser mochilero a activista reconocido en Bolivia, destaca su presencia en suelo nacional como lo mejor que le pasó en 2021. El europeo rápidamente se hizo conocer por sus convocatorias para realizar trabajos voluntarios de limpieza en varias regiones del país.

Dessard, de 25 años, tocó suelo boliviano como uno más de los cientos de turistas que ingresan al país, pero sin pensarlo (él lo reconoce) se convirtió en un defensor del medioambiente. Publicó un video en las redes sociales para limpiar el Cementerio de Trenes en Uyuni y tuvo una gran respuesta de la sociedad. Acudieron unas mil personas, entre ellas soldados del Ejército Boliviano.

“Llegué a Bolivia y me enamoré del lugar. Propuse unirnos para una limpieza y todo el país se unió para limpiar en todos los departamentos”, dice en un video que publicó en sus redes sociales.

Reconoce que durante su permanencia en nuestro país le permitió conocer gente con quien compartió alegrías y jornadas de trabajo. Dessard también destaca que varias autoridades lo condecoraron, que le hicieron memes y que una mujer le puso su nombre a su hijo en su honor.

“No hay mejor sensación que hacer cambios positivos”, dice Alexis y adelanta que, para 2022 espera poner en marcha una aplicación de pánico, también escribirá un libro y continuará con sus labores de limpieza sostenible.

Dessard recorrió nuestro país con mucha sencillez, convocando a la población y limpiando lugares abarrotados por basuras. Entre los lugares que limpió estuvieron el Río Rocha, de Cochabamba, El Lago Titicaca en La Paz, el Canal Isuto en Santa Cruz de la Sierra y el lago Uru Uru de Oruro, entre otras regiones a las que llegó como un ejemplo y activista del medioambiente.

//El Deber

comparte esta noticia en

©