Héctor Garibay, el orureño que venció al reloj y se coronó en Argentina

Héctor Garibay, el orureño que venció al reloj y se coronó en Argentina post thumbnail image

Héctor Garibay dedicó toda su vida al atletismo y ni la pandemia  lo frenó. Pese a las restricciones de circulación, continuó su entrenamiento y ayer vio los frutos. El orureño se coronó en el maratón internacional de Buenos Aires y rompió el récord nacional en esa competencia.

“Estoy muy contento por lograr el récord para mi país. Trabajé mucho tiempo porque mi marca era dos horas y 22 minutos  y acabo de bajar casi 10 minutos. Estoy muy feliz por la victoria y  el récord”, declaró Garibay al concluir la  carrera de ayer.

Garibay logró la mayor victoria de un maratonista de bolivia en pruebas internacionales. Y más aún: directamente pulverizó el récord de  Rodrigo Camacho quien mantenía desde hace casi cuatro décadas ( desde 1984 en Holanda) con 2 horas 17 minutos y 49 segundos. Garibay ganó ampliamente el maratón de Buenos Aires con 2 horas 11 mminutos y 58 segundos , un tiempo espectacular que demuestra una vez más los beneficios de este circuito, totalmente plano y a nivel del mar.

El atleta orureño de 31 años cruzó la meta a en sólo dos horas y 11 minutos. Con esta marca mejoró su tiempo y redujo en seis minutos el récord boliviano en la competencia. “Ya teníamos planificado bajar esa cifra. En el transcurso del recorrido me sentí con confianza y entonces comencé a ir más fuerte. Por poco rompo la marca mínima para el Mundial”, afirmó el deportista.

➧ ☛  Natalia Girard se estrena como presentadora de noticias en EEUU

Con su entrenador planificó su estrategia. “La idea fue comenzar un poco lento y entonces  al ver que estuve solo, fui aumentando la velocidad. Más que todo corrí contra el reloj”, dijo al mantenerse adelante en el mayor tiempo de la carrera.

El gobierno transitorio limitó la circulación de los bolivianos para reducir el contagio causado  por la pandemia del Covid 19. Los ciudadanos no podían salir de sus domicilios, salvo uno o dos días a la semana para comprar alimentos.

Esas restricciones no impidieron a Garibay continuar con su entrenamiento en su ciudad natal. “Estoy entrenando en casa, haciendo unos ejercicios de cardio, flexibilidad y abdominales, estoy cuidándome en mi alimentación y quiero mantenerme en forma, más que todo”, declaró el atleta en mayo pasado.

La preparación en casa no es la misma que entrenar en pista; no obstante Héctor se dio maneras para  continuar su actividad de cara al Mundial de Atletismo.

En 2020, Garibay consiguió mejorar la marca de los atletas bolivianos en la histórica carrera de San Silvestre, que tradicionalmente se celebra el último día del año en Sao Paulo (Brasil) con la participación de competidores de distintas partes del mundo.  El atleta consiguió pasar la meta en el puesto 15.

➧ ☛  Video: Hombre salva a niña de ser atropellada en una carrera de motos en Warnes

Garibay buscó una maratón en Europa pero debido a la pandemia no  pudo viajar.  De esta forma decidió inscribirse en la carrera de Argentina. “Vi que era una carrera más rápida y que muchos buscaron la marca olímpica. Me animé a última hora”, contó.

Sin embargo, no todo fue sencillo para este atleta que empezó a correr maratones hace cuatro años y que dio sus primeros pasos en la pista antes de saltar a las pruebas callejeras. «La verdad es que se me complicó conseguir el pasaje, ya que por la pandemia estaba todo cerrado», confesó tratando de luchar con su timidez.

Y siguió con su relato: «El miércoles me avisan que hay un asiento y con la ayuda de unos familiares que me prestaron dinero y de la agencia de viajes con la que hago los viajes en mi país pude conseguir el boleto». Setenta y dos horas después, el hombre estaba haciendo historia por las calles de Buenos Aires.

➧ ☛  Always vs Boca: El Alto se ilusiona con el gran choque

Garibay vive en Oruro y entrena a una altitud de 3.500 metros sobre el nivel del mar, lo que resulta un indudable beneficio como fondista. «Estuve entrenando muy fuerte en mi ciudad y aquí se me hizo más cómodo correr porque hay más oxigenación. En el transcurso de la carrera me sentí con mayor confianza y empecé a ir cada vez más fuerte”.

Y, sobre la estrategia que le permitió cruzar la meta antes que todos, agregó: “En la primera parte tuvimos el viento en contra. Entre eso y que tuve que ir prácticamente solo más adelante, se me escaparon valiosos segundos. Pero, todo se compensa… hubo mucha gente alentando en las calles y me siento muy feliz por esta actuación”, enfatizó.

Ya había participado en mayo del Sudamericano de Maratón en Asunción, obteniendo la medalla de plata con 2 horas 22 minutos.

¿Lo que viene?

«Espero que este tiempo que hice me ayude para correr en los maratones de Europa. Mi objetivo es llegar a los Juegos Olímpicos». expresó Garabay.

tal vez te Guste