Madres albañiles, cuando la necesidad obliga a aprender nuevos oficios

Madres albañiles, cuando la necesidad obliga a aprender nuevos oficios post thumbnail image

El sonido de las palas, badilejos y amoladoras marcan sus jornadas laborales. Nada debe fallar, son minuciosas con los detalles. El flexómetro, el nivel y la plomada son herramientas indispensables para buscar la perfección.

Isabel Huanca, desde hace 7 años, además de madre de dos hijos, es albañil. Todos los días se levanta a las 04:00 para dejar la comida lista para sus dos hijos y a las 7:30 de la mañana se dirige a la obra.

Isabel decidió incursionar en este rubro por la necesidad económica en su hogar, cuando su hija mayor entró a la escuela.

Su esposo también es albañil, y cuando se enteró de que Isabel iba a dedicarse al mismo oficio, su reacción fue de sorpresa, pero luego la apoyó. A tal punto que entre los dos construyeron su casa.

Como Isabel, en Cochabamba existen más de cien mujeres que conocen el oficio de la construcción, ellas cuentan que al principio fue difícil incursionar en este rubro. Pero con el pasar del tiempo se fueron abriendo camino.

➧ ☛  Anabel y Marco serán papás y le dedican un mensaje al bebé: "Te soñamos, te pedimos"

La señora Joaquina Apaza, es la ‘novata’ en el grupo de mujeres albañiles. Ella es madre de tres hijos y a fuerza de voluntad, aprende el oficio.

//Unitel

 

tal vez te Guste